24 de enero de 2013

El Palacio de Dar-Al-Horra en Granada

Hace unos días visité el Palacio de Dar-Al-Horra. Preparando un itinerario con Tarek, nos lo encontramos abierto, en el escasísimo horario de apertura que tiene.

Cada vez que, paseando por el Albaicin, entro en alguna de estas casas nazaríes, creo que estoy viviendo un milagro.

... lo digo una y otra vez: me parece increíble que edificios hechos en ladrillo, madera y yeso aguanten de pié aun más de 500 y 600 años...Y me considero una privilegiada de poder entrar y disfrutar de ellos.

... Y cada vez que entro en una de estas casas, me acuerdo de la ciudad de Cairo, en la que, en medio del bullicio de la ciudad moderna, el desorden de las calles, la gente y la vida propia de la ciudad, de repente entrabas en un edificio...aun en pie desde hace centenares de años... y sentías el mismo milagro.

Y es que ambas ciudades tienen mucho en común, de verdad!

Esta casa, residencia de Aixa, la madre de Boabdil, una vez repudiada por parte de Muley Hasan, ha estado en manos del Convento de Santa Isabel la Real, y aunque las monjitas modificaron una de las salas para hacer su capilla, con altar, arcos ojivales y armadura mudéjar, el resto está "casi" entero.

No es el único ejemplo en Granada de edificios de periodo nazarí, custodiados y preservados entre los muros de un convento de monjas.... Y no creo que las monjas lo hayan hecho conscientes del valor que tenían estos edificios, más bien porque... ¿para qué tirar si lo podemos seguir usando? Un arreglito aquí, un apaño allá y esta sala nos sirve de almacén, de capilla ,de cocina... y así durante siglos... y un día, aquellos edificios utilizados y reutilizados mil veces de distintas formas durante 500 años, la historia nos los devuelve para que todos los podamos disfrutar.... y los consideremos "milagros".

Ya he hablado en más de una ocasión en este blog de los "milagros" de Granada. Son muchos, de verdad!

Os paso algunas fotos sacadas ese día: sobre todo de la planta superior, en la que aun queda una sala completa con mucha yesería original y la armadura casi intacta.

El lema nazarí en madera... a añadir a la lista de lemas nazaríes...


Las vistas desde el Palacio:

Muralla Zirí


...Y como no, la Alhambra (¡Pobre Aixa... mordiendose las uñas cada vez que mirara por aquí!)

...Y esta de mí... como siempre, mirando al techo... no tengo arreglo!


3 comentarios:

Tiburon pececillo dijo...

me encanta!

Tiburon pececillo dijo...

Si es q es un lujo vivir en GRANADA, yo tb soy de aki y estoy encantada, no se cansa uno de descubrir sitios nuevos, muy interesante el post, me gusta aprender cosas nuevas de mi ciudad
http://antojosgranada.blogspot.com.es/

mavaldecasas dijo...

Gracias, Pececillo. Me ocurre los mismo. Esta ciudad es increíble!

Saludos