15 de abril de 2011

Semana Santa 2011

Ya llega la Semana Santa a Granada.
Declarada de Interés Turístico Internacional desde el año pasado Granada se llena de gente, es imposible circular por ella sin chocarte con alguien, sin tropezarte, sin ver a alguien conocido. Para mi ver los pasos con las representaciones de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo no tiene comparación.
Unos pasos de unas dimensiones impresionantes intentando girar en las esquinas del Realejo o del Albaicín sin dar con una pared, un farol, un andamio o un balcón que impida circular por esos lugares. O ver imágenes barrocas por las calles anchas del Zaidin y sus edificios modernos. Semana Santa de contrastes.
Domingo de Ramos. A las 4.25 de la tarde el Alcalde y el hermano mayor de la cofradía de la Alhambra golpean con una llave de oro la puerta del Santuario del Perpetuo Socorro. Se oye contestar al hermano mayor de la borriquilla y al arzobispo desde el interior.
- ¿Quién va?
- La Muy Antigua Hermandad Sacramental de la Santísima Trinidad y Nombre de Jesús y Real e Ilustre Cofradía de Penitencia de Nuestra Señora de las Angustias Coronada de Santa María de la Alhambra.
- ¿Qué desea?
- El inicio de la Pasión.
Y en ese momento se abren las puertas del santuario y da comienzo la Semana Santa. Con ese gesto se abre una semana de momentos, cuando Nuestro Padre Jesús del Rescate “El Señor de Granada” salga a las calles, cuando la gran Plaza Nueva parezca pequeña ante Jesús del Gran Poder y Nuestra Señora de la Esperanza como se ve en el video.
Y el miércoles santo el Cristo del Consuelo suba hasta el Sacromonte y llega a la Abadía a las 7 de la mañana o peor ante la mirada de los gitanos granadinos. Y que me decís de la Aurora por Grifos de San José y del Silencio.
El Silencio es, en mi opinión, el momento culmen de la Semana Santa, todo el alumbrado público se apaga, la gente que por sus casas pasa la procesión también apaga la luz, no se ve otra cosa que el Silencio, el Silencio con mayúsculas porque en ciudad como Granada no se oiga un solo ruido en una noche es muy difícil, ¡qué difícil!, prácticamente imposible pero se consigue y tan solo se escucha el sonido ronco de un tambor al inicio de la procesión.
Después seguirá la conmemoración de la Muerte de Cristo el Viernes a las 3 de la Tarde en el Campo del Príncipe se reza la oración de las 5 llagas y justo a las 3, hora en la que según la Biblia murió Cristo, suena un cornetín agudo y la campana de la iglesia de San Cecilio suenan con toque de difuntos. La única campana de toda la cristiandad que puede tocar el Viernes Santo.
Y el sábado la Virgen de la Alhambra baja a Granada justo antes de la Resurrección.
CORTESIA DE JAIME GARRIDO GARCIA VALDECASAS (mi sobrino)

1 comentario:

Michaval dijo...

Lo cuenta con tan buena pluma y mejor "pasión" que es difícil no sentirlo.
Muy bien