10 de junio de 2011

Palacio del Partal, zócalos y más.

El Palacio del Partal es anterior a los Palacios de Leones y Comares. Existen varias hipótesis sobre la estructura de este Palacio, no se sabe exactamente las dimensiones del mismo, pues los expertos no saben si la estructura del palacio se ciñe exclusivamente al espacio de la gran alberca con sus pabellones alrededor... o por el contrario ,era mucho más grande, llegando a tener incluso varios niveles, varias alturas y pareciéndose a los míticos jardines colgantes de Babilonia...
En cualquier caso, éste Palacio, anterior a Leones y Comares, está bastante peor conservado que aquellos, conservando, como sabeis tan solo un pabellón...que además ha sido bastante restaurado.
Fué casa privada durante más de 400 años, y quizás esa haya sido la razón del mal estado de conservación del palacio, pues, no estando custodiado por la Corona directamente, no tuvo la protección de los otros palacios, que mal que bien, aunque no se puede felicitar a los responsables de la conservación de Leones y Comares a lo largo de la historia, al menos, los palacios están ahí, bastante completos.
El Palacio del Partal sufrió también expolios importantes, la armadura de su torre está custodiada en el Museo de Arte Islámico de Berlín... !muy lejos!
.
.
Leopoldo Torres Balbás lo restauró, conservando aquello que se podía conservar y reponiendo, a su manera, lo que se podía reponer, pareciendo sin ser...
.
.
Poco, bastante poco se conserva del Palacio del Partal, algo de yesería... y los zócalos de azulejos, delicadísimos y elegantísimos, en tres colores, blanco, verde y negro.
Hace años estuvimos en el Cuarto Real de Santo Domingo, haciendo una interesantísima visita de la Qubba restaurada. En aquel momento, el experto nos dijo que se puede conocer el momento de construcción de determinados espacios nazaríes, pues el arte nazarí también evolucionó... sobre todo se reconoce en los zócalos de azulejos, que en el siglo XIII presentan combinaciones de colores fríos: blanco, negro, azul y/o verde...y que a lo largo del siglo XIV van enriqueciendo la gama de colores, incorporando colores cálidos como marrones, berengenas, rojos, etc...

1 comentario:

Michaval dijo...

Interesante, vaya culturón que estoy cogiendo sólo de leerte. Gracias una vez más.