13 de diciembre de 2011

Cihangir. Restaurante Kaktüs... hablando de gatos.

Nos suele gustar disfrutar del barrio en el que vivimos en los lugares que visitamos, salimos por la tarde, y elegimos lugares donde cenar o tomar algo. En la calle Cihangir, corazón del barrio Cihangir, nuestra calle tenía nada menos que 4 restaurantes. Cihangir es el barrio más atractivo para la intelectualidad estambulí, nos dijeron antes de viajar que los pintores, escritores y la gente de la tele y la gente joven sale por Cihangir. Ciertamente, los locales estaban llenos a todas horas del dia,, y todos los días de la semana, ya sea martes o sábados.

Así, en nuestra calle, el restaurante elegido fué Kaktüs. Repetimos hasta 4 veces en 12 días. Hemos cenado, almorzado y hasta desayunado, pues ofrecen un menú especial de desayuno que nos despertó bastante la curiosidad.

Kaktus significa en turco, "cactus"... pero la palabra debe ser muy parecida a "gato".

Lo que más nos llamó la atención fué, para empezar y nada más entrar, que todo estaba ambientado en gatos, las decoraciones de las paredes, los cuadros también... pero dentro (y eso sí nos sorprendió de verdad), dentro estaba lleno de gatos, regados por el suelo, los asientos, las esquinas... en una de las ocasiones vimos hasta 7!!!

Tranquilamente tumbados, como en su casa, dándoles igual los clientes y el ruido. Si llegaba un cliente y se quería sentar donde había un gato, un camarero le daba una palmada y lo echaba de allí... y como Grey, poco después, el gato regresaba y se acurrucaba a tu lado, sin moverse más hasta que uno se iba.

Desde luego, no es lugar para alguien a quien no le gusten los gatos, pero para los que sí, es una gozada.

La comida que ofrece Kaktus es imaginativa, un menú sencillo, de pocas opciones, como me gustan a mí, para no volverte loca. Comimos salmón, entrecot, sopa de tomate, sopa de arroz, tosta con queso de oveja, y dos de los más de 10 desayunos que ofrecen, que fué lo mejor.

Kaktüs Kahvesi
Cihangir Caddesi No:16/A
Cihangir, Estambul

2 comentarios:

Michaval dijo...

Entonces yo me sentiría como en casa, excepto que, a veces, no se van de mi asiento ni siquiera con una palmada.
Curioso lugar.

mavaldecasas dijo...

...osea, que tienes gato tú también?